Una empresa que trabaja hacia la sostenibilidad hace las cosas de manera diferente, implicando innovación en las tecnologías que desarrolla, en los productos y en la forma que comercializa, en los actores que forman parte de la cadena productiva, en la forma en que se trabaja con los proveedores, su participación con la sociedad que lo rodea y en las medidas necesarias para proteger el medioambiente.

Aunado a esto, la gestión de Recursos Humanos constituye un elemento central de éxito en un programa de sostenibilidad corporativa, basada en una estrategia flexible, dinámica y siguiendo los principios de la cultura organizacional.

En este sentido, la función de RRHH en el apoyo de la sostenibilidad corporativa es doble. En primer lugar, debe asegurarse de desarrollar un enfoque sostenible para la gestión del personal, como parte de la estrategia del negocio, otorgándole al empleado bienestar, salud, seguridad, conciliación con la vida personal, diversidad e inclusión, diversidad de genero, buenas practicas en contratación y despido, remuneración justa, aprendizaje y crecimiento, comunicación interna positiva, dialogo abierto y etc. es decir, la sostenibilidad empieza en casa, y el primer papel de los recursos humanos es garantizar que la empresa gestiona a sus empleados de manera sostenible, esto es, asumir la responsabilidad de los impactos que genera el negocio en los empleados.

Sin embargo, todo lo anterior es solo la punta del iceberg. Una empresa verdaderamente sostenible se crea cuando todos los empleados son consientes de cómo sus funciones contribuyen a la estrategia de sostenibilidad. En decir, una empresa tendrá una cultura integral cuando todos y cada uno de los trabajadores apliquen los principios y valores de la empresa en base a la sostenibilidad, y los desarrollen en cada acción e interacción que realicen, ya sea de forma interna o externa. De esta manera, se transforma una gestión de RRHH dirigida a los impactos que generan los empleados al negocio, a una gestión de RRHH sobre los impactos sostenibles que pueden generar los empleados.

De esto se refiere exactamente la nueva aplicación de Recursos Humanos a la gestión de las organizaciones, se trata de un despertar de conciencia empresarial, al darse cuenta que la gestión de RRHH puede ser de una de las pierdas angulares de la transformación de la cultura empresarial sostenible.

Gracias a estos nuevos modelos la RRHH se creado una estrecha relación con la Responsabilidad Social Corporativa, desarrollando mejores estrategias globales en pro de la sostenibilidad y agregando valor a la influencia del mundo empresarial ante la sociedad y medioambiente.